Un fin de semana de invierno y moda en Milán

Este año he conocido a muchas personas de Italia. Pero hay tres que creo que nunca voy a olvidar: Alessandra, Martina y Leonardo. Es como si Hong Kong me hubiera acercado a Italia, y la moda claro. El “made in Italy” es lo más, aunque nadie te garantiza que sea cierto, PLOP!

Entonces, tenía ganas de ver a dos de ellos y decidí ir unos días a Milán y ver un poco de Italia, país al que fui cuando tenía 11 años, o sea, es como si no hubiera ido porque apenas me acuerdo. Y cómo no iba a ir si solo pensar en la comida ya hace una gran diferencia con Londres, jajaja! En este post les cuento de un viaje de 3 noches durante diciembre, un poco antes de Navidad.

Plaza del Duomo
La Plaza del Duomo de noche

Cerca de Milán hay 3 aeropuertos. Yo llegué a Malpensa y me fui desde Linate. El primero está más lejos y puede tomar hasta una hora y media en llegar al centro, tomando bus y metro, los taxis son caros y tienen precios fijos. Igual todo depende del tráfico y de la hora claro. A Linate se me hizo fácil llegar, tomé un bus del transporte público a 2 minutos de la Plaza del Duomo y en 50 minutos estaba en el aeropuerto. Los tickets del bus los venden en la estación del metro. Los tickets sirven para el bus, tranvía y metro. Todo funciona super bien, obvio que con la ayuda de Google Maps es todo más fácil. Yo compré un ticket que duraba dos días (48 horas) y costaba 8.25 euros, muy conveniente. Los taxis para distancias relativamente cortas cuestan entre 6 y 10 euros. La información del transporte público pueden encontrarla aquí.

Nuevamente, al igual que en París, por temas logísticos me quedé en dos lugares diferentes y recomendables, un hostel y un hotel. El primero fue un hostel que se llama Babila y está muy bien ubicado, es limpio y el precio está bien para Milán, es caro el alojamiento en esta ciudad en mi opinión. Por otra parte, el hotel La Madonnina también está bien, buen desayuno, limpio y excelente ubicación, a 2 minutos caminando del famoso Duomo di Milano.

Las calles iluminadas con luces navideñas

El centro de Milán no es muy grande y si miran el mapa tiene la forma de una rueda de una bicicleta. Es fácil de recorrer y una vez más recurrí al Free Walking Tour para conocer un poco de la historia de la ciudad y recorrerla a pie. Está disponible en inglés y español, a las 10 y 10:30 AM respectivamente y parte desde la Piazza del Duomo. El tour duró casi 4 horas y hacía muchísimo frío pero a pesar de eso vale mucho la pena, es muy interesante. Pueden encontrar más información de estos tours aquí.

Caminando por las calles de Milán

Bueno, una de las razones por las que fui a Milán es porque es una de las capitales mundiales de la moda y qué ganas de ver el estilo de los italianos más de cerca, además que mis amigos que vi allá son personas que entienden del tema así que fue una excelente oportunidad. Con mi amiga Martina fuimos al museo de Armani, que se llama Armani Silos y está como a media hora del centro de Milán. A pesar de que solo es una muestra de las increíbles piezas diseñadas por Giorgio Armani, eché de menos que contaran algo de la historia de su carrera, sin embargo, vale la pena visitarlo. Otro día con mi amigo Leonardo fuimos a la Fondazione Prada que es un lugar que no recomiendo porque es un poco extraño a mi parecer. Tienen exposiciones de diferentes artistas, nada que ver con moda y hay muchas cosas que no entendí. El Bar Luce que está ahí es lindo, así que si van hasta allá aprovechen de tomarse algo. Queda un poco lejos.

 

Armani Silos
Armani Silos
Bar Luce en Fondazione Prada

Otras cosas que aproveché de hacer fue obviamente ir a las tiendas características de Milán como 10 Corso Como, que además tiene un restorán muy bonito. Esta tienda combina arte, moda, música, diseño y libros, entre otros. Hay una selección muy interesante, se las súper recomiendo. Yo encontré unas zapatillas muy lindas de una colaboración que hicieron con Superga y son exclusivas para esta tienda, que también está en Seúl, Shanghai, Beijing y Nueva York. La calle donde está, Corso Como, es una peatonal llena de tiendas y restoranes y muy cerca está el muy recomendado Eataly.

10 Corso Como

Junto al Duomo está la famosa Galleria Vittorio Emanuele II que es hermosa y no pueden dejar de ir a tomar té o café a Pasticceria Marchesi, justo arriba de Prada. Vale la pena esperar la mesa con vista a la galería. A mí me tocó con vista a un árbol muy lindo que estaba en medio del lugar. Justo fui en vísperas de Navidad, es increíble cuánto invierten las marcas en esta época. Sobre todo en ciudades como ésta donde el shopping es clave.

Vista a la Galería Vittorio Emanuele II
Dentro de la misma galería

Además, fui al flagship store de Moschino que es una marca que me gusta, a veces. Pienso que es interesante ir a estas tiendas de algunas marcas porque siempre es la más grande, tienen vitrinas con bastante producción y ¿por qué no? También fui al de Gucci, lleno de gente comprando, menos yo por supuesto. Todas estas tiendas están en el Quadrilatero della Moda. Calles imperdibles son Via Sant Andrea, Via della Spiga, Via Monte Napoleone y Via Alessandro Manzoni. En esta última está el hotel Armani, donde hay una librería, un café y el bar Armani Privé. También les comento que leí que hay un bar de Roberto Cavalli que se llama Just Cavalli, si alguien va me cuenta qué tal, está cerca del Arco della Pace. Yo no salí mucho de noche, el frío me desanimó un poco.

Los probadores en Moschino
Mi placer culpable este osito de Moschino
Una vitrina de Gucci

Para comer es fácil encontrar lugares porque la comida es rica en Italia. Hay un lugar donde no se pueden perder los panzerottis y se llama Luini. Si no les gustan las cosas con sabor a aceite, como a mí, pidan los que son horneados y no fritos. Hay una fila larga pero les prometo que avanza rápido. Si van en verano creo que lo mejor deben ser los helados, yo no probé esta vez así que volveré a Italia con mejor clima. Por otro lado, una zona bares a la que fuimos se llama Navigli, está lleno de restoranes junto al río y es muy lindo. Otro bar al que fuimos a comer pizza se llama Dry Milano y es bastante cool, lo leí en una recomendación de Vogue.

Navigli

Espero que estos datos de Milán les sean útiles y esta es una ciudad muy grande, hay bastante que ver. Se que no es lo típico que todos visitan en Italia pero si les gusta la moda vale la pena.

maritrends

 

Más fotos de Milán:

 

Vitrina de Tiffany & Co.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s